UN DÍA CON LOS POLLITOS

El mes de octubre ya ha finalizado y con ello, la adaptación de los pollitos. El aula de 1 a 2 años, concretamente los pollitos se pude destacar como una clase de transición; ya que dejamos atrás la fase de bebé para comenzar a evolucionar y crecer.

Podemos observar que su gran energía y actividad los incita a su autonomía a la hora de mantenerse en pie, dar sus primeros pasos, etc; hasta sentirse seguros.

A pesar de ser un aula en el que todos son muy pequeños, también debemos tener unas rutinas, que les ayudará a cada uno a organizarse mentalmente y saber en qué momento sucederá una cosa u otra.
En la mañana solemos comenzar muy tempranito descansando con música relajante que los ayuda a despertarse y a comenzar el día con tranquilidad. Mientras que el resto de compañeros/as entra a lo largo de la mañana, jugamos con los juguetes que les proporciono como son los medios de transporte, las construcciones pequeñas, el maletín de las herramientas, fomentando el desarrollo de la motricidad fina y gruesa. Pero podemos destacar que nuestro juguete favorito es el rincón simbólico de la cocinita, en el que sus utensilios preferidos son las cacerolas y los cubiertos.

 

Cuando llega la hora del desayuno, todos nos preparamos con nuestros babis para dar comienzo a nuestra comilona. En esta edad comienza su inquietud por los alimentos sólidos en los que poco a poco van dejando a un lado los alimentos triturados y se van introduciendo sólidos; como aquellos que comienzan a pedir alimentos consistentes que se los voy introduciendo a cachitos pequeñitos y blanditos.

En la asamblea damos los buenos días a los compañeros/as y vemos aquellos que no han asistido, de este modo vamos identificando a cada uno de ellos. Asociamos los colores a los objetos de la clase, cantamos a la estación y recordamos los números. A continuación, nos centramos en la actividad de dicho día. Solemos usar diferentes técnicas con la pintura, como pintarnos las manos y los pies, de este manera, experimentamos las cosquillas, comenzamos usar los pinceles, los tapones de corcho, etc con la ayuda de la seño. Nos gusta experimentar con diferentes texturas, como hemos podido comprobar con la cáscara de la naranja, de la que hemos podido observar los gestos de los pollitos. El algodón es otro material heurístico usado en las actividades de Halloween. A la hora de usar este tipo de materiales naturales, las seños lo hacen siempre bajo un control específico, vigilado y controlado, para evitar que se lo coman.

Hay días que no nos da tiempo terminar la actividad cuando les llega la hora del sueño, una rutina que no podemos evitar; ya que ellos mismos me la piden, o bien a través del llanto o algunos de ellos se van acostumbrando a echarse en las hamaquitas. El ambiente en esta hora es muy relajado, lo acompaño con música de cuna, sonidos del mar, sonidos de la naturaleza y de la noche e incluso música instrumental de grupos de diferentes épocas y también clásica. Es una música que los ayuda a conciliar el sueño. Tras el despertar, los que andan se dirigen al rincón dónde se encuentran las botellas de agua; ya que ellos mismo se organizan en el tiempo y comienzan a distinguir cuando bebemos agua. Las botellitas las reparte la seño y ayuda aquellos que no saben agarrarlas bien.
A media mañana salimos al patio, es la hora perfecta en la que no hace ni mucho calor, ni mucho frío. Disfrutamos del buen tiempo y jugamos libremente con las construcciones grande, con las pelotas de diferentes texturas, o usamos la piscina de bolas, la cuál nos encanta sacar y meter; una característica muy típica de esta edad.

Se termina la mañana y comienza la tarde, cuando los que almuerzan nos preparamos para comer. El almuerzo lo realizamos con música relajante, ya que los dibujos y las canciones animadas, nos emboban y nos distraen. Es también el momento en el que la seño canta todo su repertorio de canciones y observa las que más les gusta a cada uno de ellos; ya que con el paso del tiempo observamos las que más le llaman la atención.

El día termina con la salida de los peques y nos despedimos de la seño con un beso o un adiós.

Vicky seño de pollitos.

www.ceimonkey.com

info@ceimonkey.com

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web